Anuamente, en el país se desechan alrededor de 40 millones de neumáticos con una tasa de recuperación de sólo el 10%; el resto, termina en vertederos, ríos y rellenos sanitarios, de acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente del Estado de México.

Ante los riesgos ambientales que conlleva el desecho de neumáticos de manera irresponsable, TIP México, dedicada al arrendamiento de transporte, autos y administración de flota, cada año recolecta más de 60 toneladas de llantas inservibles de sus más de 25 mil unidades para su reutilización.

Dichas llantas, son entregadas a empresas cementeras para su co-procesamiento y utilización como suplemento del coque de petróleo, combustible empleado en la producción del cemento.

El co-procesamiento es una opción de uso final para los neumáticos, mediante el cual se convierte a los residuos en un material con características que pueda considerarse un combustible para realizar un proceso industrial específico, logrando disminuir el uso de otros recursos no renovables.

Por ello, TIP México apoya esta iniciativa, debido a que esta sustitución de combustibles fósiles es reconocida como una solución limpia para el manejo de residuos por instituciones como el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), asegurando el nulo riesgo de la integridad física de los trabajadores o el daño a la comunidad, además de no causar un impacto negativo al medio ambiente.