Al igual que han hecho las marcas Volkswagen Passenger Cars y Volkswagen Commercial Vehicles, ahora conocida legalmente como Traton Group, la división de Componentes se convertirá en una entidad corporativa independiente bajo el abrigo de Volkswagen AG con efecto a partir de enero de 2019.
 
Los cambios que realiza la empresa alemana están enfocados a lograr procesos más eficientes y optimización de costos con miras a la próxima nueva era de movilidad, en la que la electrificación tiene un lugar prioritario para la marca.
 
El proceso de realineación actualmente en curso se centra en cambios en la estructura de las áreas de negocio, sistemas de administración más ágiles y una estrategia de valor agregado para todo el Grupo.
 
Durante muchos años, las fortalezas de Group Components, con 56 plantas y aproximadamente 80,000 empleados en todo el mundo, han incluido el desarrollo y la producción de componentes estratégicos del vehículo, desde motores, transmisiones y motores eléctricos hasta sistemas de dirección y partes livianas.
 
El objetivo principal de la realineación es mejorar la eficiencia y optimizar las inversiones con el fin de garantizar una entrada coordinada a la movilidad eléctrica.