Para incrementar su capacidad de producción, el fabricante de pinturas automotrices, BASF, amplió su planta de pintura base agua, ubicada en Tultitlán, Estado de México.

“La transformación de nuestra planta generará un crecimiento significativo en nuestra división, resultado del desempeño actual de la industria automotriz mexicana que comprendió al término del año pasado una producción de 3.9 millones de vehículos”, afirmó Alex Attlesey, vicepresidente de coatings América, durante la ceremonia de apertura de la nueva zona productiva de BASF México.

Por su parte, Christopher Toomey, vicepresidente senior de Coatings América de la compañía, reiteró que estas inversiones respaldan el compromiso de BASF con el desarrollo de una plataforma de producción sustentable, permitiendo ofrecer soluciones de recubrimientos automotrices innovadoras y personalizadas.

Con este proyecto, BASF asegura el desarrollo de mano de obra calificada y alta productividad que tienen por objetivo posicionar la tecnología base agua de forma consistente en la industria.

Grupo BASF cuenta con cerca de 122 mil colaboradores. El portafolio de productos está organizado en seis segmentos: químicos, materiales, soluciones industriales, tecnologías de superficie, nutrición y cuidado, además de soluciones para la agricultura.

También te puede interesar: Brinda BASF soporte y eficiencia a flotillas.