La importancia de la conducción técnico-económica se refleja inmediatamente en los costos de operación ya que, a decir de los expertos, por cada peso ahorrado en combustible se economizan dos en el mantenimiento de los vehículos.

Armando Maldonado Susano, subdirector de transporte privado de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), explicó que la tecnología de los vehículos a gasolina y/o diesel ha cambiado de manera impresionante, por lo cual se requiere capacitación especial para conducirlos.

Y, para que las empresas puedan ser competitivas, el ahorro de combustible es un factor que cada vez influye más, ya que, en promedio, implica el destino del 30% de los costos de operación.

En el webinar de conducción técnico-económica precisó que para los conductores de unidades de cualquier tamaño y/o combustibles es esencial conducir en la zona verde, la cual muestra el equilibrio entre potencia, consumo mínimo de combustible y máximo torque del vehículo que es la capacidad de carga y de subir pendientes.

Algunas causas que provocan sobre-consumo de combustible son alta velocidad; sobrecarga de los vehículos; sobre revolucionar el motor; falta de mantenimiento; fallas mecánicas; elementos climáticos; falta de capacitación del conductor e incluso actitud de la persona al conducir, entre otros factores.

Si se maneja a 100 Km/h se usa de un 10 a un 20% más de combustible; hay mayor desgaste de llantas y motor del 25% que cuando se conduce a 90 km/h.

El experto indicó que la distribución del gasto de combustible en un automotor es para cumplir diferentes funciones: 25% en enfriamiento del motor; 25% por escape; 10% en auxiliares; 10% para transmisión por pérdidas mecánicas; 10% en el diferencial y el 20% restante en las llantas, que deben tener presión adecuada.

Todos estos elementos son los que intervienen en la velocidad de un vehículo y su puntual análisis lo realiza Conuee en los seminarios gratuitos que ofrece a operadores de la administración federal y empresas de transporte.

Armando Maldonado sugirió que los conductores deben actualizarse en las nuevas tecnologías, que incluyen inyección de combustible y computadoras a bordo, elementos que exigen una forma de conducción más cuidadosa y capacitada.