Ficosa do Brasil, ubicada en Jandira, se ha convertido en la primera planta del grupo en obtener la certificación ISO 50001, que demuestra el compromiso de la empresa en el uso de energía sostenible y su contribución a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Para alcanzar los objetivos de certificación, Ficosa do Brasil redujo el consumo de aire acondicionado en un 40%; la electricidad en un 63%; las utilidades en un 30% y el moldeo por inyección en un 15% gracias, en parte, a su Sistema de Gestión de Energía (EMS).

Ficosa, proveedor global de primer nivel dedicado a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de sistemas de visión, seguridad, conectividad y eficiencia de alta tecnología para los sectores automotriz y de movilidad, ha adoptado medidas específicas establecidas en su huella de carbono y protocolo de eficiencia energética en todas sus plantas, incluidas dos en Nuevo León, México.

El Sistema de Gestión de la Energía (EMS) permitió a Ficosa do Brasil calcular el consumo de energía total de la planta instalada sobre 13 mil 71 metros cuadrados, así como las principales fuentes de emisiones de CO2.

Después del diagnóstico y con el compromiso de la compañía de desarrollar productos que sean sostenibles y eficientes, el equipo de Ficosa en Brasil estableció los principales objetivos y la estrategia operativa para reducir las emisiones y mejorar su huella ambiental.