A pesar de un mercado a la baja, Continental logró un sólido resultado global en el segundo trimestre de 2019 y está lista para los cambios en el entorno.

“El actual entorno de mercado es muy difícil. Los mercados automotrices más importantes como Europa, América del norte y en especial de China están disminuyendo», dijo Elmar Degenhart CEO de Continental y agregó: “Estamos respondiendo al mercado con reducción de costos que garanticen la disciplina rigurosa para así mejorar nuestra competitividad”.

En el último trimestre, la producción mundial de vehículos ligeros y vehículos comerciales ligeros ha bajado alrededor del 7 por ciento en comparación con el mismo trimestre del año anterior. En cambio, las ventas consolidadas de la compañía llegaron a alrededor de 11.3 millones de euros, 1% más bajas que en el mismo trimestre del año anterior. 

El crecimiento orgánico de las ventas en el segundo trimestre, ajustado a cambios en el alcance de los efectos de la consolidación y del tipo de cambio, se redujó al 3.7% en el mismo período. El EBIT ajustado en el segundo trimestre ascendió a 868 millones de euros. Esto equivale a un margen del 7.8 por ciento.

 La empresa de tecnología confirma así sus cifras preliminares del negocio para la primera mitad de 2019, tal y como se publicaron el 22 de julio de 2019. Para el año fiscal, se espera que la producción mundial de vehículos ligeros y vehículos comerciales ligeros disminuyan en un 5 % interanual.

Por otra parte, dijo que la industria automotriz está atravesando una transformación fundamental, existen gran cantidad de cambios y disrupciones que afectan el mercado, la industria y su entorno. El consejo de administración de la empresa ha debatido estos desafíos, y la dirección de la empresa ha esbozado una estrategia para mantener su fortaleza financiera a largo plazo, para aumentar su competitividad y garantizar su viabilidad.

 

Continental ahora prevé que, interanual, la producción de vehículos ligeros y vehículos comerciales ligeros esté por debajo del 2 por ciento en los Estados Unidos, el 3 por ciento en Europa, y el 10 por ciento en China. 

En conjunto, la empresa está asumiendo que la producción mundial de vehículos disminuirá en un 5 por ciento en 2019. Esos supuestos son la base para las previsiones recientemente revisado del 22 de julio de 2019.