La inseguridad en el autotransporte, es actualmente uno de los principales obstáculos para los transportistas en México, pues además de perder la mercancía, la operación y clientes se ven afectados ante la falta de la unidad o el remolque.

De ahí que existan opciones como las  herramientas de control de flotas que ayudan a  aumentar la seguridad y no afectan la liquidez de las empresas. Al perderse un equipo, se traduce en gastos no contemplados y genera un desbalance importante en la operación, a  lo que se agrega el costo de las pólizas de seguros, que se han elevado ante el aumento constante de incidencias en el sector.

Para TIP México, es necesario contar con más y mejores herramientas que permitan no solo apoyar la continuidad de la operación, sino gestionar y administrar la flota, con el fin de hacerla más eficiente, rentable, segura y productiva.

Mauricio Medina, director comercial de la compañía dedicada al arrendamiento, señala que hoy en día las soluciones integrales que protegen a las empresas son una necesidad, por lo que contar con un localizador satelital, planes de protección con coberturas amplias, mantenimientos a la medida, tecnología aerodinámica y sistemas de telemetría monitoreados desde una computadora o celular, es la combinación perfecta si se quiere optimizar el uso de las unidades de transporte.

Explica que, en el caso de adquirir una nueva unidad o remolque, el desembolso que se realiza mediante crédito o contado es alto, lo que impacta negativamente en la liquidez del transportista, la cual se debería ocupar para el pago a los conductores, consumo de combustible, u otro aspecto necesario para operar.

Advierte que la opción más viable es el arrendamiento puro, herramienta que además de pagos iniciales bajos, permite tener más liquidez y, por tanto, mayor margen de maniobra. También, se obtienen beneficios fiscales que se tienen en un parque vehicular utilitario.