En lo que va de este 2019, Dana Incorporated sumó cinco instalaciones adicionales en China con lo cual expandirá su ingeniería, fabricación, pruebas y servicio postventa, resultado de la adquisición de SME Group, así como del segmento de Drive Systems de Oerlikon Group, incluidas las marcas Graziano y Fairfield.  

Además, esto fortalece las capacidades de la compañía para la electrificación y sistemas híbridos en los mercados de vehículos de pasajeros, comerciales y todo terreno en la región.

Las instalaciones recientemente agregadas se encuentran en:

  • Shanghai donde diseñan y fabrican motores eléctricos, inversores, controladores y accesorios de SME.
  • Changshu, que produce reductores de engranajes planetarios para e-Drives;]
  • Baoding, que fabricará e-Axles para nuevos autobuses.
  • Suzhou, que produce ejes de autobuses urbanos y ejes y engranajes principalmente para equipos móviles y maquinaria industrial.

La presencia de Dana en China ahora tiene más de 6 mil 750 empleados en 23 operaciones, incluidas aquellas en las que la compañía tiene una participación.

«Dana ha estado operando en China por más de 25 años, y vemos una gran oportunidad para acelerar nuestro crecimiento en la región de Asia y el Pacífico», dijo Jim Kamsickas, presidente y CEO de Dana.

La empresa continuará invirtiendo en ampliar sus capacidades para los fabricantes de vehículos en ese país, especialmente para aquellos que están reforzando sus iniciativas de electrificación.