PLYMOUTH, Mich.- Basado en los sistemas existentes de cámaras y radares que brindan a los vehículos la capacidad de observar el entorno a su alrededor, el sensor Shake de HELLA confiere al automotor la posibilidad de sentir su contexto y abre la posibilidad a nuevas funciones de detección.
 
Tras una reciente actualización, el sensor ahora detecta ondas sonoras estructurales generadas ya sea por contactos o golpes al vehículo en sí, mediante una lámina piezoeléctrica. Gracias a la posibilidad de analizar los sonidos, el sensor le brinda al fabricante la opción de ejecutar hasta tres funciones de detección en una sola solución.
 
La tecnología Shake cuenta con tres funciones opcionales que incluyen:

Detección inteligente de daños: para detectar la gravedad, el lugar y la hora del daño al vehículo, incluidos rayones, golpes y daños leves de tipo hojalatería. Registra los incidentes y genera reportes de daños de utilidad para propietarios y compañías de movilidad que pueden emplear vehículos autónomos en aplicaciones para compartir autos.

Detección de impactos adaptable: con dos sensores colocados en la parte frontal y posterior de la unidad, para detectar hasta los toques más leves de otros autos o de peatones en las defensas del vehículo y a velocidades de unos 19 km/h. Los sensores también logran detonar una señal que detiene al auto y previene daños mayores; además detecta contactos y hace paradas de emergencia en casos de colisión o de obstrucciones durante el proceso de estacionamiento. 

Detección de tipo Smart Touch: para brindar al conductor conveniencia individual y funcionalidades de seguridad al permitirles controlar vehículos autónomos con el toque de una mano.
Estos avances se presentaron en el North American International Auto Show 2018 (NAIAS), donde HELLA, empresa especialista en iluminación y electrónica, presentó soluciones de iluminación que están cobrando mayor importancia en lo que refiere a la seguridad y el diseño de vehículos autónomos. Los nuevos componentes de iluminación exterior de HELLA, incluidos los faros delanteros, las luces traseras mixtas y las de circulación diurna, representan mayores opciones de desempeño y estilo para los fabricantes.