El valor del financiamiento en momentos de crisis

por | 29 Abr 2020 | Proveedores | 0 comentarios

En este periodo de contingencia y de crisis económica, el financiamiento ha cobrado relevancia, principalmente entre las pequeñas y medianas empresas, para mantenerse a flote y dar continuidad a los negocios.

Gerardo Yépez Reyna, director general de Up Sí Vale, firma de consumo en vales y tarjetas, señaló que en nuestro país este segmento empresarial representa cerca del 72% del empleo formal y más de la mitad de su Producto Interno Bruto (PIB).

Según estimaciones de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), antes de la pandemia, el 52% de estas empresas morían en los primeros dos años por problemas de liquidez, debido al bajo acceso al financiamiento, que es notorio al reportase que 76% de las pymes no tienen acceso a ningún tipo de crédito, según el INEGI.

El directivo reconoció que las lecciones impartidas por los países asiáticos y europeos, dictan la necesidad de inyectarles liquidez para contrarrestar los efectos negativos que provocaron los cierres de las compañías e interrupciones en las cadenas de suministro.

Ante el escenario, Yépez Reyna recomendó evaluar las necesidades de financiamiento. Por ejemplo, se aconseja para mejorar o proteger el flujo de caja, financiar el crecimiento o expansión de la organización, o sumarse a cadenas de valor para ser más rentables.

Uno de los principales retos a los que está expuesta una compañía, dijo, es identificar con precisión qué parte del negocio es la que requiere soluciones financieras; si bien, los objetivos pueden estar alineados en la subsistencia, innovación y crecimiento.

Dijo que en los últimos 50 días, cifras de la firma de vales muestran un incremento del 30% de solicitudes de Up Crédito Sí Vale, producto financiero que tiene como fin la oferta de flujo de efectivo para pymes.

No obstante, indicó, en momentos como el actual se puede generalizar que el financiamiento es de gran ayuda y muy probablemente sea para mantener la operación con capital humano.

La planificación adecuada del capital ayuda a predecir las necesidades de financiamiento y sirve como una herramienta muy valiosa para determinar cuánto apoyo monetario se necesita y cuándo, es decir, identificar para qué se requiere el dinero, y si el financiamiento será para pago a corto o largo plazo.

El costo originado por el préstamo puede ser menor que tener que financiar estas acciones con los ingresos actuales.

Frente a ello, las plataformas tecnológicas y las fintech – empresas que ofrecen productos y servicios financieros, haciendo uso de tecnologías de la información y comunicación- desempeñan un papel importante, al ser instituciones sin sucursales y acceso remoto a través de canales móviles y digitales. Una constante demanda de mejora en los servicios bancarios, inmediatez y soporte eficaz es la principal premisa de las compañías de tecnología financiera.

Eventualmente la situación se irá acomodando, pero habrá que ajustarse a nuevos cambios y estar preparados.

Tener liquidez para enfrentar los retos necesita una eficiente administración de recursos, por lo que recordó que la obtención de un crédito no es dinero extra, es un capital que hay que pagar tarde o temprano, y hay que tener muy claro la capacidad de pago.

Los procesos de préstamos impulsados de forma tradicional no responden con la suficiente rapidez durante una crisis como la actual, aquí radica la importancia de la colaboración entre el gobierno, los jugadores de la tecnología financiera y los bancos tradicionales.

Finalmente, comentó que hoy en día es recomendable acercarse a empresas que tengan solidez y experiencia.

Tags: Asociación de Emprendedores de México (ASEM), Organización Internacional del Trabajo (OIT), Pymes, Up Sí Vale

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *