Para aumentar los inventarios de los combustibles y ampliar la comercialización de productos de alta calidad, ExxonMobil continúa su expansión en el creciente mercado mexicano.

ExxonMobil tiene 227 estaciones de servicio Mobil en el país que son operadas por sus socios estratégicos mexicanos en 14 estados de la República con planes de aumentarlas para finales de año. El combustible de ExxonMobil se almacena en cuatro terminales privadas independientes, la compañía continúa expandiendo su capacidad de almacenamiento en las terminales de Salinas Victoria y San Luis Potosí.

El combustible se entrega a las regiones del Bajío, Centro y Norte a través de una red ferroviaria privada de terceros. Estos esfuerzos aseguran un suministro y transporte seguros y confiables de gasolina y diesel al mercado.

«Estamos comprometidos a contribuir a la creciente demanda de energía del país con un suministro confiable de combustibles Mobil Synergy de la más alta calidad y una experiencia excepcional para los consumidores», dijo Carlos Rivas, director general de combustibles de ExxonMobil en México.

«Junto con empresarios mexicanos, hemos fortalecido aún más nuestra oferta integral de productos, llevando el combustible a través de una infraestructura independiente y una cadena de suministro que ha ampliado la capacidad de almacenamiento en México, así como nuestras operaciones de carga y descarga”.

Alejandro García, gerente de marketing de combustibles de ExxonMobil México, comentó: “A lo largo de su cadena de suministro, ExxonMobil fomenta empleos y la capacitación, lo que contribuyen al desarrollo económico y social en México. También tenemos acuerdos a largo plazo con proveedores locales que proporcionan bienes y servicios a las estaciones de la marca Mobil”.