El nuevo edificio corporativo está ubicado dentro del centro comercial Sania en Guadalajara y es uno de los proyectos más innovadores para el Grupo Bosch en México en el que se invirtieron más de 10 millones de dólares.
 
Estas nuevas oficinas reúnen a especialistas e ingenieros enfocados en desarrollo de software, inteligencia artificial, realidad aumentada, movilidad y conectividad, y soluciones de ingeniería, entre otras actividades.
 
«Bosch juega un papel importante en la era digital, por lo que contar con un sitio en México que desarrolle e implemente servicios y soluciones para una América conectada era primordial para el Grupo», dijo René Schlegel, Presidente de Bosch México, durante la inauguración.
 
El hub de tecnología e innovación cuenta con 10 niveles; los pisos del 2 al 10 conforman el área de oficinas y están construidos bajo el concepto IWC «Inspiring Working Conditions», que consiste en crear espacios inspiradores, amplios, muy iluminados y confortables que promueven un cambio de cultura laboral, bajo tres ambientes principales: disruptivos, visionarios y divertidos.
 
El primer piso es ocupado por el Connectory, un espacio innovador de co-working con startups para atraer y fomentar colaboración y futuros talentos dedicado a impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías.
 
La iniciativa responde al crecimiento en la demanda de los productos y servicios de Bosch Guadalajara, una oficina que inició en 2014 con solo 14 colaboradores y actualmente cuenta con más de 400, aunque se planea alcanzar 1,000 asociados para el 2020.
 
«Norteamérica continúa siendo un mercado muy importante para Bosch, la apertura de este nuevo sitio refleja la madurez de nuestra presencia en México y el continente», comentó Mike Mansuetti, Presidente de Robert Bosch Norteamérica.