Con una inversión de 60.8 millones de dólares, abrió sus puertas la primera planta de la empresa coreana LS Automotive en México,  la cual está situada en Monterrey, Nuevo León, para la producción de componentes electrónicos automotrices, con el fin de atender el mercado de Norteamérica.

Estas instalaciones,  establecidas en el Parque Industrial FINSA Guadalupe, con un área de producción de 40 mil metros cuadrados y que significarán la generación de mil empleos directos, se suman a las que ya operan en Corea del Sur, China, Japón, India, Alemania y Estados Unidos.

Cheol-Woo Lee, CEO de LS Automotive, reconoció la importancia del mercado mexicano al destacar que es el sexto fabricante de automóviles en el mundo, con una producción de 4 millones de unidades durante el 2018.

Por ello, “desde aquí buscamos ampliar nuestra presencia en América del Norte. En 2022, estoy seguro que LS Automotive en México logrará ingresos por ventas anuales de 200 millones de dólares y un ingreso anual de pedidos de 500 millones de dólares».

En el marco de la inauguración de la nueva planta, la empresa de autopartes proveedora de armadoras como Honda, Kia, Mazda, Hyundai, Nissan, Subaru, Toyota y Suzuki, anunció que tienen contemplado la edificación de un Centro de Desarrollo de Tecnología en Nuevo León.

LS Automotive produce interruptores de ventana, consola, interiores, E realay, plug-in, así como productos de retransmisión de PCB, sensores, sistemas de control antirrobo, módulos de asiento eléctrico y dirección, unidades de lámpara, puertas correderas eléctricas, convertidores, entre otros componentes automotrices.