Con una inversión de 5.3 millones de dólares, el fabricante independiente de motores diesel, MWM, filial del fabricante de camiones Navistar, lanzó su propia línea de generadores de energía para aplicaciones en condominios, agricultura, sucroalcohol, avicultura, telecomunicaciones, hospitales, supermercados y construcción civil, entre otros.

La nueva línea, que será producida en la fábrica ubicada en Santo Amaro, barrio de la zona sur de São Paulo, Brasil, tiene una proyección de venta estimada por la empresa en 711 millones de dólares, en un plazo de 10 años. Asimismo, se espera la contratación de cerca de mil colaboradores en toda la cadena en las áreas de tecnología, producción, proveedores, red de distribución y servicios.

«Toda la tecnología y tradición de la fabricación de los motores MWM ahora también será utilizada en la producción de la línea de generadores de alta eficiencia para el público final”, destacó el presidente y CEO de MWM Motores, José Eduardo Luzzi.

El directivo detalló que la capacidad inicial de producción de la nueva línea, en régimen de tres turnos, será de 4 mil unidades anuales, es decir, más de 330 al mes. MWM prevé la producción de 600 unidades en 2019; y para 2020, la planificación conservadora es llegar a mil 200 equipos para el mercado local y 200 para exportación, totalizando 120 unidades mensuales.

La compañía mencionó que esta gama se destinará al mercado local y de exportación. Los principales mercados externos son los países de América Latina, entre ellos Colombia, Chile, Ecuador y Paraguay, además de los más de 45 países en los que la empresa ya exporta sus productos.