Para combatir el robo al autotransporte de carga, que en el primer cuatrimestre del año creció 60%, con respecto a igual periodo de 2018, TomTom Telematics lanzó LBOX, solución inmune al jammer, el inhibidor de señal de localización que actualmente es utilizado por la delincuencia.

Manuel de la Torre, director general de TomTom Telematics México, afirmó que ante el aumento en el hurto de vehículos de autotransporte, de las mercancías y del combustible, la apuesta tecnológica va más allá de anti-jammer, al ejecutar automáticamente el protocolo de seguridad en el momento en el que alguno de los parámetros no se cumple, paralizando la unidad.

Durante la presentación del equipo en la Ciudad de México, explicó que se evita que el vehículo sea trasladado a otro sitio, aunque esté bajo el ataque de un jammer.

Mencionó que en conjunto con WEBFLEET, la plataforma de gestión de flota de TomTom Telematics, LBOX permite a las empresas controlar a los vehículos en todo momento, disuadir los robos y reducir las paradas no autorizadas.

Por su parte,  Aarón García, director general de Inroute  Telematics, socio certificado de TomTom, resaltó que la implementación del control de flota, la LBOX y su protocolo  integral de seguridad tiene un costo  promedio de 15 pesos diarios por vehículo; sin embargo, dijo, “es una inversión minúscula  si se toma en cuenta que el retorno de inversión por día es de 173. 40 pesos, derivado del impacto del ahorro en el combustible y mantenimiento.

El uso de esta herramienta podría bajar los costos de los seguros, así como las primas y los deducibles. «Con ello, disminuirá  el costo de la recuperación de la unidad en caso de robo, pero lo mejor es que  los delincuentes no se la podrán llevar», enfatizó.

Dicha solución está disponible para todo tipo de vehículos en todo el país, en especial para equipos de carga.