Después de la contraccio´n registrada al cierre de 2016, la actividad manufacturera en Nuevo León presento´ mejoría durante enero de 2017; aunque continuo´ en fase de contraccio´n. El indicador de volumen de produccio´n paso´ de 45.52 a 48.09 puntos, muy cerca del umbral de expansión.
Uno de los factores que mantuvo en contraccio´n al sector, fue el dinamismo de las exportaciones. En enero, el indicador siguió´ atenuándose hasta alcanzar 45.39 puntos. No obstante, el indicador de nuevos pedidos se incrementó´, lo anterior puede deberse a un aumento de los pedidos a nivel nacional comparado con los de tipo extranjero.
Impulsados por el desempeño de la produccio´n, el número de trabajadores, capacidad utilizada e inventarios en las empresas se recuperó´, aunque no lo suficiente para alcanzar los 50 puntos, informó la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (CAINTRA).
Para este mes, destaca el incremento en los costos de las materias primas, el cual afectó a un mayor número de empresas comparado con diciembre de 2016. Esto generó también una expansión en los precios de los productos manufacturados, aunque en menor medida que los insumos.
Otro de los principales obstáculos para la manufactura fue la volatilidad en el tipo de cambio de la moneda. El porcentaje de afectación al empresariado se ha incrementado conforme la variable se ha vuelto más inestable. Por último, sólo 20.1% de los empresarios realizó alguna inversión en el mes, la cifra más baja registrada desde que se CAINTRA calcula este indicador en 2013.