Aportar materiales que disminuyan el peso de los vehículos comerciales e incrementar la capacidad de carga en chasises y semirremolques son los principales objetivos de SSAB, compañía sueca con más de 100 años en la producción de aceros para diferentes industrias.
Sergio Moyano, director general de SSAB en Centroamérica, destacó que, gracias a la reducción del peso, los vehículos consumen menos combustible, lo que también beneficia al medio ambiente a través de menores emisiones contaminantes.
Para dar a conocer este tipo de materiales, la empresa participó en Expo Transporte ANPACT 2017, donde exhibió su nuevo componente Strenx 110 -que se caracteriza por ofrecer hasta un 25% más de ligereza-, así como aceros en frío, los cuales brindan mayor resistencia y soportan pesos similares a los que ofrece el aluminio.
Además, la compañía mostró su unidad Hardox, un producto especializado para camiones en aplicación de volteos, con el que han obtenido buenos resultados en el mercado mexicano.
El director general explicó que la diferencia fundamental de sus productos ante las demás marcas es que están fabricados con maquinarias de última generación, las cuales entregan materiales únicos e innovadores.
En relación a su presencia en la exposición más importante de la industria transportista, Sergio Moyano comentó que es una forma de estar más cerca de sus clientes y escuchar las exigencias que requieren para sus unidades.
Subrayó que México se ha convertido una plataforma fundamental para sus negocios en Latinoamérica, por lo que desde 2004 inauguraron una oficina central en Monterrey, Nuevo León, desde donde distribuyen a todo el territorio nacional.
Actualmente, SSAB cuenta con nueve marcas de aceros para las diferentes industrias en las que participa, como la automotriz, agrícola y la de vehículos pesados. Tiene centros de fabricación en Suecia, Finlandia y Estados Unidos y 50 oficinas comerciales en todo el mundo.