La revista del transporte

Lista la IP para dar el salto energético a GNV

Crear: 11/09/2017 - 20:12

Empresas de la iniciativa privada han comprobado la eficiencia del gas natural vehicular (GNV), al tiempo que las proveedoras de tecnología de conversión a este combustible ya van en la quinta generación de desarrollo y las armadoras DINA, Scania y Mercedes-Benz también ofrecen autobuses que, de origen, son propulsados por la molécula.
 
En Nuevo León se ha logrado el avance más sólido del GNV y las empresas que han participado en ese desarrollo como Gazel México y Gas Natural Fenosa México ahora impulsan el Sistema de Control Nacional de Carga con el cual se dé seguimiento a los vehículos convertidos, lo cual permitirá el financiamiento de instituciones de gobierno para impulsar la transición de gasolina y diesel a un combustible más económico y ecológico, señaló Eduardo Benavides, director de la empresa GNVTEC.
 
Muy atrás en ese desarrollo, marcha la normatividad federal ya que la NOM 050 de Semarnat que define los límites permisibles de emisiones en vehículos a gas licuado y natural, data de 1993 y la 011-SECRE, la cual certifica las conversiones es del 2000. Mientras, el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), ha desarrollado una red de ductos en diferentes partes del país que aún son insuficientes para atender la creciente demanda del combustible para vehículos de transporte.
 
La Asociación Mexicana de Gas Natural (AMGN), consideró que la aprobación oficial de las estaciones de servicio multimodales es un avance para promover la masificación del uso de GNV que actualmente se expende en 29 estaciones, en 11 estados; la conversión la realizan una treintena de talleres certificados y se atiende a una pequeña población vehicular de alrededor de 10,000 unidades de todo tipo, indicó su representante, Esteban Benavidez Pérez.
 
Los participantes del Foro de Eficiencia Energética en el Transporte organizado por Conuee reconocieron el papel de este organismo que de manera continua analiza el desarrollo y nuevas propuestas del gas natural vehicular, aunque lamentaron la lentitud del proceso normativo que interfiere con la transición e incluso eleva los costos de las conversiones.
 
Al exponer su experiencia, Luis Flores Tapia, gerente técnico vehicular de Coca Cola FEMSA, señaló que la empresa eliminó el uso de vehículos convertidos a gas licuado de segunda generación en el periodo de 2005 a 2009 y en 2015, creó un equipo interdisciplinario para implementar la tecnología de gas natural comprimido de quinta generación, así como de vehículos eléctricos.
 
Los ahorros por costo de combustible que contabilizó la compañía con el GNC fueron del 43%, además de una baja de emisiones contaminantes. Los beneficios, sin embargo, son afectados por la insuficiente red de suministro de GNC, altos costos del dictamen técnico y la gestión ante diversas secretarias que postergan meses y años sus resoluciones. Aun así, los beneficios netos fueron del 27% con el cambio de combustible.
 
En al foro participaron también GasComb, Gas Natural Uruapan, Combustibles Ecológicos Mexicanos, Clean Tech y Semarnat.

Topic: 

Acerca del autor

Equipo de Redacción
Equipo de redacción de Revista Magazzine del Transporte.