El Programa de Estabilidad Electrónica Bendix ESP se ha instalado en más de 700 mil tráileres, camiones y autobuses. El crecimiento de Bendix ESP no solo refleja la adopción cada vez más rápida de la tecnología de estabilidad total, sino también la confianza y adopción sostenida que los sistemas de Bendix han alcanzado en el mercado.

TJ Thomas, director de marketing y soluciones para clientes en la unidad de negocios de Controles de Bendix explicó del sistema lanzado en 2005: «Catorce años y miles de kilómetros después, ESP se ha convertido en más que sólo un sistema probado en carreteras y flotillas. Es una innovación cuyo uso se ha generalizado entre la mayoría de los fabricantes de tráileres y camiones y constituye la base sólida sobre la cual desarrollamos nuestros sistemas de seguridad más avanzados”.

Bendix, líder norteamericano en el desarrollo y fabricación de tecnologías activas de seguridad, manejo de aire y sistemas de frenado para vehículos comerciales, es el fabricante de estabilidad total (también conocida como Control de Estabilidad Electrónico, o ESC, por sus siglas en inglés) más experimentado de la industria.

Los fabricantes de camiones norteamericanos que ofrecen Bendix ESP como equipo estándar son Kenworth, Peterbilt, Mack, Volvo e International. El sistema también viene instalado en las camionetas Ford F-650 y F-750. Bendix ESP está disponible para más del 80% de los camiones de chasis mediano de PACCAR y Navistar.

Las principales tecnologías de mitigación de colisiones de Bendix, Bendix Wingman Fusion y Bendix Wingman Advanced también se incluyen como equipo estándar u opcional en varios camiones de carga mediana y pesada. Ambos sistemas están basados en ESP.

A principios del 2017, la Administración Nacional de Seguridad Vial en Carreteras​ (NHTSA) ordenó que se instalara la tecnología de estabilidad total en los nuevos tractocamiones 6×4 Clase 7 y 8 con un peso vehicular bruto mayor de 11,793 kilogramos.

La segunda fase se implementó el año pasado para los camiones Clase 8, mientras que la tercera fase, que abarca al resto de los tractocamiones y camiones de pasajeros Clase 7 y 8, iniciará el 1 de agosto de este año.

Bendix reconoce que sistemas como ESP y otras tecnologías avanzadas están diseñadas para ayudar a los conductores, pero ninguno reemplaza la necesidad de contar con conductores alertas y profesionales que practiquen hábitos de conducción segura.