En las afueras de París se ubica el nuevo centro de operaciones con la tecnología más avanzada para clasificar hasta 37,000 paquetes por hora, que es más del doble de la capacidad que tenían las dos instalaciones que reemplaza, situadas en Chilly-Mazarin y Savigny.
 
La compañía cuenta actualmente con 56 instalaciones operativas en Francia, tiene una flota de más de 800 vehículos de entrega y sirve a seis aeropuertos: Burdeos, Lyon, Marsella, París-Roissy, Rennes y Toulouse.
 
El nuevo centro de operaciones de París, que emplea a casi 1,000 personas, facilita el comercio transfronterizo y mejora el servicio de entrega de paquetes en el área de Île-de-France. Fue inaugurado por la ministra francesa de transporte, Elisabeth Borne y Nando Cesarone, presidente de UPS International.
 
La nueva instalación se concretó con inversión de 100 millones de dólares y forma parte del plan de inversión multianual de la compañía para Europa, que alcanza 2,000 millones de dólares y tiene como objetivo modernizar y expandir la red de UPS en todo el continente.
 
Como parte de su estrategia de transformación, UPS ejecuta planes para amplias mejoras en su red de logística global inteligente, que incluyen mejor capacidad y eficiencia mediante el uso de los más modernos procesos, tecnología de la información y automatización.