El 22 de abril entrará en vigor el nuevo Reglamento de tránsito en la CDMX que busca influir en cambios de conducta de peatones y conductores de vehículos de cualquier tipo mediante amonestaciones y un sistema de penalización por puntos a la matrícula por cada infracción detectada.

Para el transporte de carga y de pasajeros, el Reglamento publicado en la Gaceta Oficial de la CDMX, especifica en su Artículo 64:

“Las sanciones que se impongan por invasión de carriles confinados e impuestas a matrículas vehiculares de personas morales, matrículas vehiculares de transporte público, matrículas vehiculares de transporte de carga, matrículas vehiculares de taxis y matrículas vehiculares de otra entidad federativa o país en territorio de la Ciudad de México, por sistema tecnológico, serán siempre de carácter monetario”.

Cuando los conductores de vehículos de transporte público de pasajeros y de carga incumplan los límites de velocidad en las vías primarias y secundarias, las sanciones serán de carácter monetario de 10 a 20 veces la Unidad de Medida y Actualización vigente (UMA). Si incurren en infracción en zonas con límite de velocidad de 30 km/hr o menos, la multa será de 20 a 30 veces la UMA.

El Reglamento define como vías primarias las avenidas Gran Canal; Insurgentes Sur; 602, Vía Tapo; 602, Av. Texcoco; Oceanía y la Vía Tapo.

Los infractores también serán amonestados con puntos a la matrícula vehicular y cuando se llega a 10 en un semestre, los operadores tendrán que pagar de manera inconmutable tomando cursos en línea, sensibilización presencial, haciendo trabajos a favor de la comunidad, además se remitirá el vehículo a depósito y tendrá penalización de puntos a la licencia.

Las sanciones serán impuestas por Agentes facultados y expedidas mediante equipos electrónicos portátiles o por sistemas tecnológicos y notificadas por correo certificado o por medios electrónicos.