Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que invertirá 23,000 millones de dólares para desarrollar diversos proyectos orientados a generar energías y combustibles más limpios en las seis refinerías que tiene en todo el país, iniciativa que también le permitirá crear 60,000 empleos directos.
Entre los proyectos que dio a conocer, resalta el de la producción de gasolinas de ultra bajo azufre (UBA) en todas las refinerías del país, cuya inversión total ascenderá a 3,100 millones de dólares para producir más de 210 mil barriles diarios, esto permitirá reducir en más de 90 % la emisión de gases de efecto invernadero y la emisión de contaminantes a la atmósfera.
Con una inversión de 3,900 millones de dólares, tiene proyectado producir diesel de ultra bajo azufre en sus seis refinerías, la construcción de 19 nuevas plantas y la modernización de 17 unidades externas, con lo cual se reducirán las importaciones de este combustible.
De manera adicional, Pemex invertirá casi 5,000 millones de dólares para la reconfiguración de la refinería de Tula, con lo que se ampliará la capacidad de procesamiento de crudo en 25 mil barriles diarios para llegar a una capacidad instalada total de 340 mil barriles. Con ello, esta refinería ocupará el primer lugar en cuanto a capacidad de refinación en el país.
Los proyectos de las reconfiguraciones de las refinerías de Salamanca y Salina Cruz significarán una inversión adicional de 8,000 millones de dólares. En total, las tres reconfiguraciones crearán 46 mil empleos.
Por otro lado, México invertirá 3,000 millones de dólares para aprovechar el vapor de los procesos productivos para generar electricidad en tres refinerías y un complejo procesador de gas.
El anuncio de esta inversión público-privada fue realizado en la refinería Miguel Hidalgo de Tula, Hidalgo, y estuvo presidido por: Enrique Peña Nieto, Presidente de México; Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía y Presidente del Consejo de Administración de Pemex, y Emilio Lozoya, Director General de Petróleos Mexicanos.