Piden que blindajes sean deducibles

por | 2 Jun 2020 | Proveedores | 0 comentarios

René Fausto Rivera, presidente de la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional de la Industria del Blindaje, indicó que los productos de seguridad se han convertido en necesidad básica en muchas empresas y no en un lujo debido al alto índice de violencia que se vive en todo el país. Por tanto, deberían ser deducibles de impuestos.

A su vez, Jonathan Orjuela, presidente de la Comisión de Fabricantes de Vidrios Blindados, exhortó a los gobiernos a voltear a “ver el blindaje como un bien de primera necesidad, ser deducible, reducir ciertos costos que a su vez permitan darle un mayor alcance dentro de la sociedad y que cada vez más personas puedan adquirir bienes que los hagan sentir seguros”.

De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el periodo de enero a abril de 2020, el Estado de México registró 105 mil 857 delitos, delante de la Ciudad de México con 70 mil 963; Jalisco (42 mil 537); Guanajuato (42 mil 527) y Baja California con 31 mil 277.

La reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana da a conocer que las demarcaciones consideradas como las más peligrosas son: Ecatepec de Morelos, en el Estado de México; Uruapan, en Michoacán; Coatzacoalcos, en Veracruz; Fresnillo, Zacatecas; Iztapalapa, en la Ciudad de México; y Villahermosa, en Tabasco.

En dicha encuesta, el INEGI destaca que el 80.8% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública; el 73.5% en el transporte público; el 67.4% en el banco y el 64.7% en las calles que habitualmente usa.

Orjuela aclaró que el enfoque de la industria del blindaje no es aprovecharse de una situación de temor o especulación, sino de brindar a la gente las herramientas necesarias para sentirse seguros.

“¿Qué pretendemos nosotros? que nuestros clientes nunca usen el blindaje para lo que fue diseñado, pero en el momento que lleguen a necesitarlo, queremos que tengan la seguridad de que va a tener un poco más de tiempo para reaccionar y pedir ayuda, o que van a tener el tiempo suficiente para desalentar al atacante mientras se ponen a salvo”, subrayó.

La industria del blindaje registra un aumento no sólo en la demanda de vehículos protegidos, sino en productos de blindaje corporal, como ropa o chalecos ejecutivos.

Tags: Consejo Nacional de la Industria del Blindaje (CNIB), Instituto Nacional de Estadística Instituto y Geografía (INEGI), Jonathan Orjuela, René Fausto Rivera, Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP)

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *