La movilidad en la Ciudad de México ha recuperado algo de modernidad en la década más reciente al fijar la visión cero accidentes como punto de partida de un reglamento de tránsito que favorece, principalmente, a los peatones. «Teníamos dos décadas de atraso», señaló Laura Ballesteros, subsecretaria de planeación de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México.
 
La funcionaria explicó que aún con los inminentes cambios políticos, habrá que continuar con la planeación de infraestructura vial que favorezca las tendencias detectadas en del estudio de Origen y destino en la zona Metropolitana del Valle de México, el cual fue realizado con el INEGI, la UNAM y los gobiernos de la CDMX, el Estado de México y el municipio de Tizayuca, Hidalgo.
 
La encuesta realizada en 66,625 viviendas de 194 distritos objetivo incluyó a niños de seis años y personas de 60 años y más, para sumar 15.62 millones de entrevistados. Entre los resultados sobresale que:

El 50.9% (7.96 millones), utiliza el transporte público que incluyen colectivos, taxi, Metro, Metrobús o Mexibús.

El 22.3% (3.48 millones), utiliza transporte privado ya sea automóvil, motocicleta, transporte escolar y de personal.

De esas cifras, se desprende que el transporte en colectivos, también llamados microbús, moviliza al 76.6% (6.09 millones), mientras el automóvil es preferido por 3.15 millones de personas.

Los viajes realizados en un día entre semana con uso de uno o más modos de transporte son 17.30 millones en la CDMX y 17.09 en el Estado de México y Tizayuca.

Los viajes en transporte privado ascienden a 7.29 millones, de los cuales el 92.7% se realizan en automóvil en la ZMVM y de esos 6.60 millones, el 90.5% inicia el viaje con un solo ocupante.
El hecho de que los traslados de origen y destino puedan extenderse hasta tres horas, señala la necesidad de propiciar infraestructura y sistemas de transporte público más eficientes. Los resultados completos están disponibles en: http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/especiales/eod/2017/?p…
 
En la presentación de estos resultados estuvieron Julio A. Santaella, presidente del INEGI; Luis Agustín Álvarez Icaza Longoria, director del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México y funcionarios del gobierno de la CDMX.