El proyecto incluye la rehabilitación de las seis refinerías de Petróleos Mexicanos, y la construcción de una más en Dos Bocas, Tabasco, la cual procesará 340,000 barriles de crudo al día, producirá 170,000 barriles de gasolina y 120,000 de diesel de ultra bajo azufre diariamente.
 
La refinería alcanzará una producción equivalente a casi 30 por ciento de las gasolinas que actualmente se importan, aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. En conjunto, las refinerías procesarán para el 2022 un millón 863,000 barriles de crudo por día, con lo que se podrán obtener alrededor de 781 mil barriles de gasolina y 560 mil de diesel diariamente. ?
 
La instalación en Dos Bocas, Tabasco, se construirá en 566 hectáreas de terreno, en el municipio de Paraíso, cuya localización es la ideal ya que ahí llegan los ductos de petróleo y la materia prima proveniente del litoral de Tabasco y la sonda de Campeche, donde se extrae el 80% de los hidrocarburos del país, señaló Rocío Nahle, secretaria de energía.
 
El director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, destacó la trascendencia de esta acción que tiene como propósito el rescate de la industria petrolera nacional; es también un paso definitivo para alcanzar la soberanía energética y permitirá avanzar más rápido en el desarrollo de toda la Nación, principalmente, en los estados del sureste mexicano.