DHL Resilience360, plataforma basada en la nube que ayuda a las empresas a visualizar y proteger sus operaciones de negocios, vislumbra una tendencia que enmarca 10 riesgos que podrían impactar en la cadena de suministro en este 2019

En su Informe Anual de Riesgos, la plataforma recalca una serie de posibles peligros que podrían suponer una amenaza para los negocios en 2019 y los años siguientes.

En cuanto al primer punto, la demanda de materias primas, combinada con la fragilidad del suministro a consecuencia de la inestabilidad política y los cierres de los proveedores, podría resultar en una escasez de materias primas cruciales, como litio, cobalto y adiponitrilo.

Por otro lado, existe la posibilidad de aumentar las retiradas y las alarmas de seguridad, ya que debido a la concientización creciente del público en la materia de seguridad, y la aplicación más estricta de la normativa por parte de las entidades reguladoras en sectores muy regulados, como fármacos y dispositivos médicos, resultan en una mayor inspección sobre los productos.

Por último, es posible que se extiendan este año las medidas contra la contaminación atmosférica a un sector más amplio de industrias en toda Asia. Igualmente, se cree que la agencia estadounidense de protección medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés) anunciará nuevos requisitos.

En consecuencia, esas normas medioambientales más rígidas incrementarán los costos de las empresas en varios sectores. Todas estas circunstancias, señala el estudio, pueden convertirse en una amenaza para los proveedores y provocar una serie de cambios importantes a lo largo de las cadenas de suministro.

“Las cadenas de suministro modernas son vulnerables. Los retrasos en el transporte, robos, desastres naturales, las inclemencias del tiempo, ciberataques y problemas de calidad inesperados pueden alterar los flujos de mercancías, generando mayores costos a corto plazo y dificultades de suministro”, añadió Shehrina Kamal, director de inteligencia de riesgos, Resilience360.

En el caso de México, DHL Resilience360 detectó situaciones que afectaron la cadena de suministro, como los bloqueos de la CNTE en Michoacán, que impactaron al sector automotriz; así como los sucesos de la Caravana Migrante en su paso por México; y finalmente, los robos a un tren de carga en Hidalgo, que perturbaron a algunos sectores industriales.

Principales afectaciones en Latinoamérica y el Caribe
En 2018, las cifras más elevadas de incidentes se produjeron en Brasil (21.19%), Argentina (13.9%), Chile (12.6%), y Colombia (7.9%). Los eventos de más impacto estuvieron causados en su mayoría por inestabilidades sociales; temas de transporte terrestre e incidencias laborales, supusieron casi la mitad de todos los incidentes.

La mayor parte de estos eventos, estuvieron vinculados a movilizaciones laborales organizadas; no obstante, muchos se debían a los acontecimientos políticos de la región correspondiente. Las huelgas generales convocadas en Costa Rica y Argentina se centraron en el descontento con sus políticas económicas nacionales respectivas; y la huelga de camioneros en Brasil, también tuvo que ver con temas de políticas públicas.