Axalta presentó el Color Automotriz del Año 2020 Sea Glass, un azul turquesa que marca tendencia y cuenta con propiedades reflectantes y transmisibles que son medibles por sistemas de detección de vehículos autónomos.

Inspirado por los canales y océanos de la naturaleza, el color Sea Glass tiene profundidad e intensidad cuando brilla con la luz del sol, convirtiéndose en un color que los consumidores quieren y que será notado por conductores alrededor del mundo.

El Reporte Global de Popularidad de Color Automotriz de 2019 de Axalta reflejó que los autos azules representan el 7% del mercado global automotriz y el quinto lugar detrás del blanco, negro, gris y plata.

Asimismo, indicó que las regiones con el nivel más alto de autos azules son Norteamérica y Europa con el 10 por ciento.

“La tendencia por los azules turquesa está creciendo, por lo que Sea Glass fue diseñado para todo tipo de vehículos, desde compactos y deportivos a sedanes, SUVs y camiones”, señaló Nancy Lockhart, gerente global de producto – color para Axalta.

Explicó que más allá de ser popular y llamativo, Sea Glass está formulado con propiedades reflectivas y es altamente detectable por el sistema LIDAR (Detección de Luminosidad y Rango), que cubre las tendencias de color actuales para los vehículos autónomos del mañana.

Dan Benton, gerente de marketing – color para Axalta, mencionó que las formulaciones para este versátil color están disponibles en las tecnologías de la marca globales base agua, entre ellas la línea Cromax, Standox y Spies Hecker que permitirán a los pintores aplicar fácilmente el color Sea Glass en sus próximos proyectos.