La empresa tuvo un crecimiento del 8% en 2018. Después de los ajustes por la venta de la división de motores de arranque y generadores, la compañía reportó ventas anuales de 3.2 mil millones de dólares, incluyendo las ventas de empresas no consolidadas y entregas internas a empresas afiliadas.

En el ejercicio 2018, las ventas de Bosch en el mercado local ascendieron a 1.3 mil millones de dólares. “Este año, esperamos que las ventas se mantengan estables debido al moderado crecimiento económico nacional y regional”, dijo René Schlegel, presidente de Bosch México.

En el sector de Soluciones de Movilidad, la división Equipo Original realizó diversos proyectos con plantas armadoras y en 2019 la división continuará promoviendo estrategias automatizadas, conectadas y electrificadas para la industria de la movilidad.

La división automotriz Mercado de Repuesto amplió las redes de Bosch Car Service y Bosch Diesel Service en México, abriendo 11 nuevos establecimientos y llegó a un total de 143. También se lanzó al mercado el “Módulo Bosch”, modelo de taller mecánico que satisface la demanda de un mercado especializado en sistemas de frenos, afinación/inyección y sistemas eléctricos.

Bosch Rexroth fue un socio estratégico para la industria automotriz mexicana instalando equipos de automatización, atornillado hidráulico y de soldadura para los principales fabricantes de automóviles y autopartes (Tier 1 y Tier 2).

El Centro de Desarrollo de Ingeniería y Soluciones Empresariales de Bosch en Plaza Sania, Guadalajara, responde a la alta demanda de desarrollos tecnológicos como software, realidad aumentada, inteligencia artificial y varias industrias, dando como resultado un crecimiento de dos dígitos en 2018.

Como parte de su desarrollo continuo en México, Bosch invierte 120 millones de dólares en una fábrica inteligente ubicada en Apaseo el Grande, Guanajuato, donde fabricará componentes electrónicos para el mercado automotriz.

La empresa alemana también se ocupa de la eficiencia energética en sus instalaciones ya que la energía obtenida exclusivamente del parque eólico Dominica, en San Luis Potosí, satisface más del 80% de las necesidades energéticas de todos los sitios Bosch en el país.

Bosch México evitó la emisión de 56,000 toneladas métricas de CO2 en 2018 al cambiar a fuentes de energía predominantemente renovables.