En México, se consumen anualmente 11.6 kilogramos de aguacate por persona, lo que representa cerca del 5% del PIB agrícola nacional; se prevé que para 2030, el valor alcance los 5 mil millones de dólares, con un crecimiento acumulado de 67.28%, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa).

Cada año se exportan cerca de 1.17 millones de toneladas, ya que el aguacate mexicano cuenta con la certificación de México Calidad Suprema, sello que asegura la calidad en los procesos de manejo, almacenamiento y transportación que reducen al mínimo la presencia de agentes microbiológicos, físicos o químicos que los contaminen.

Por ello, que el transporte refrigerado es fundamental para que el aguacate llegue a su destino final. Expertos señalan que un factor clave para lograr su conservación es la circulación homogénea del aire frío dentro del contenedor, suministrando aire desde el piso y en todo el espacio de la carga, regulando su temperatura.

Para todas las variedades, sugieren una humedad relativa de 80-90%; mientras que las temperaturas óptimas para su traslado en estado verde son de 5-13°C y para aguacates maduros de 2-4°C., con un periodo de vida de anaquel de cuatro a ocho semanas.

La Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León, señala que en casos de almacenamiento prolongado, por ejemplo que el aguacate mexicano pueda llegar a Japón o China, se aconseja conservar en atmósfera controlada, con condiciones de 2% de oxígeno, 10% de dióxido de carbono y 7,2ºC de temperatura.

Sin embargo, si se hace algo mal en alguna de las fases de manipulación, almacenamiento y transporte, se generan reacciones que pueden estropear un cargamento completo. En este aspecto, la ONU calcula que cada año se desperdician aproximadamente 1/3 de todos los alimentos en general producidos para el consumo humano.

“La calidad, la duración y la seguridad de los alimentos en cualquier cadena de frío están reguladas por dos valores principales: el tiempo y la temperatura. Ambos, tienen gran influencia en el crecimiento de microorganismos, incluidos los patógenos que se desarrollan sobre un producto o en su interior”, comentó José Carlos Gómez, líder de ventas Latam Norte de Thermo King, empresa enfocada en el sector de la refrigeración con fabricación de sistemas de control de temperatura para camiones, cajas de tráileres, autobuses, contenedores para barcos y trenes.

Esta compañía, cuenta con una gama de soluciones precisas de control de la temperatura, como es la serie Precedent de Trailer, con equipos de refrigeración para remolques que permiten satisfacer las demandas con respecto a la entrega de productos ultrafrescos con calendarios ajustados.