La Ciudad de México (CDMX) próximamente agregará 129 autobuses Volvo B8R Euro 6, que se suman a una orden de 70 unidades de entrada baja pactada en marzo pasado. Al cierre de 2019, la red RTP contará con 199 unidades nuevas de entrada baja de la marca sueca.

De acuerdo con la corporación, como parte del camino hacia un transporte sostenible, en total,  el sistema RTP operará 390 autobuses Volvo.

“Estamos orgullosos de ser elegidos para participar en la transformación del transporte urbano para la Ciudad de México. Es una excelente oportunidad para que suministremos vehículos  seguros, eficientes y sostenibles para los miles de pasajeros que viajan en las rutas RTP todos los días», dijo Rafael Kisel, presidente de Volvo Buses en México.

Señaló que el reemplazo de vehículos viejos con los nuevos autobuses Volvo, incluido el último pedido de 18 autobuses articulados Volvo 7300, significa que no solo los pasajeros disfrutarán de un viaje más seguro y cómodo, sino que también se reducirán las emisiones contaminantes.

Todos los autobuses están equipados con motores Volvo de última tecnología de 8 litros, de bajo consumo de combustible, además de que un número considerable están certificados de acuerdo con la última normativa europea de emisiones, Euro VI.

“Volvo Buses trabaja junto con ciudades de todo el mundo para crear soluciones sostenibles basadas en las condiciones y necesidades de cada ciudad. Hemos tenido un negocio sólido en este país durante varios años, por lo que es gratificante poder contribuir, ya que la Ciudad de México ahora da el siguiente paso en su desarrollo del transporte público ”, afirmó Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses.