Con el objetivo de tener un transporte de calidad, más limpio y amigable con el ambiente, la ciudad de Nottingham, Inglaterra incorporará en 2017 a su flota de transporte 53 autobuses con chasis Scania y carrocería Alexander Dennis. Estas unidades de doble piso funcionan con biogás, por lo que aseguran baja emisión de contaminantes.
En dicha ciudad se anunció que con esta decisión se convierten en uno de los sistemas de transporte más limpios de la región. «Siempre hemos tomado muy en serio nuestras responsabilidades en el tema del medio ambiente y tenemos una de las flotas de autobuses más limpias en el Reino Unido, por lo que esta inversión de tecnología de autobuses que funcionan con biogás marca un importante cambio para nuestra ciudad», comentó Gary Mason, Director de Ingeniería de Transporte de la ciudad.
«Hemos dedicado gran cantidad de tiempo y esfuerzo en la investigación de combustibles alternativos y se ha comprobado que las unidades que funcionan con biogás ofrecen una excelente opción a largo plazo en comparación con las unidades que utilizan diesel», afirmó.
Las unidades que se introducirán en esta ciudad son Euro 6 que pueden reducir hasta un 99% la emisión de material particulado con el uso de gas natural, biogás o la combinación de ambos.