Las baterías usadas por los autobuses eléctricos Volvo de la ruta 55 de Gotemburgo son utilizadas ahora en un proyecto de investigación en el que Volvo Buses, Riksbyggen y el Parque Tecnológico Johanneberg colaboran para examinar el alcance de almacenamiento de electricidad para alimentar una unidad habitacional que ya cuenta con su propia producción de energía.
 
El reuso y reciclaje de baterías es un tema clave ya que cada vez son más las ciudades que planean realizar la transición hacia transporte propulsado por energía eléctrica. El proyecto se lleva a cabo en una unidad habitacional cooperativa de Gotemburgo llamada Viva, que busca ser el concepto habitacional más innovador de Suecia: vivienda de huella positiva.
 
El almacén de Volvo tiene 14 baterías de litio que previamente fueron utilizadas para desplazar los autobuses eléctricos de la ruta 55 de la ciudad. Las baterías están conectadas en un paquete con capacidad de almacenar hasta 200kWh, permitiendo así que una parte considerable de la electricidad generada por los paneles solares de Viva sea utilizada para las necesidades energéticas de la comunidad.
 
La energía es capturada por los paneles solares instalados en los techos de los edificios y se almacena en las baterías; con esa energía se contrarrestan los picos de consumo de la propiedad, mientras el excedente puede ser conservada y posteriormente comercializada. Las baterías también son capaces de almacenar energía proveniente de la red nacional en temporadas de precios bajos para su consumo posterior.
 
La investigacio´n es realizada con el apoyo de IRIS Smart Cities, un proyecto de Light House, el cual es financiado por HORIZON 2020 de la Unio´n Europea.