Para ordenar y disminuir la saturación que existe en algunas rutas de transporte, el Estado de México habilitará 10 corredores con carriles confinados y paradas específicas , los cuales acortarán los tiempos de traslado de más de 200 mil usuarios al día.

Alfredo del Mazo, mandatario de la entidad, detalló que con estos trayectos serán sustituidos más de 20 mil unidades de transporte por autobuses de mediana capacidad, para disminuir hasta 30% los tiempos de traslado.

Los corredores son: Jesús del Monte e Interlomas, que comunicará a Huixquilucan y Naucalpan, con el centro de transferencia; el corredor Chamapa, para fortalecer la conectividad de Naucalpan; el de Tepozotlán, que recorrerá Periférico Norte, enlazando Tepotzotlán, Izcalli, Cuautitlán, Tultitlán, Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla y Naucalpan.

El corredor La Quebrada, conectará el tren suburbano con el metro por la Vía Gustavo Baz y enlazará a Tultitlán con Tlalnepantla y Naucalpan; el de Lomas Verdes tendrá terminal en el metro Camarones; el corredor Nicolás Romero – Atizapán – Tlalnepantla, contará con terminal en la estación Tenayuca y la línea tres del Metrobús; el corredor Zumpango – Tecámac, con terminal en el Mexibús Ojo de Agua y conectará Zumpango, Jaltenco, Nextlalpan, Tonanitla y Tecámac.

Otro de ellos será Ecatepec –Texcoco, que terminará en la estación La Paz de la línea “A” del metro, y conectará a Ecatepec, Acolman, Tezoyuca, Atenco, Chiautla Chiconcuac, Texcoco, Chicoloapan, Chimalhuacán y La Paz.

Uno más conectará Chalco y Valle de Chalco, Ixtapaluca, La Paz y Nezahualcóyotl, con el Aeropuerto de la Ciudad de México; y el Chalco-Tláhuac, para comunicar Chalco y Valle de Chalco con la línea 12 del metro.