El Sistema de Movilidad 1 (M1) de la Ciudad de México invertirá, en una primera etapa, 30 millones de pesos para la compra de 105 filtros de partículas diesel (DPF), que serán colocados en autobuses del servicio de transporte escolar en lo que resta del año. ?
Con la implementación de estas tecnologías se reducirán hasta en un 99% las partículas emitidas. Para 2017 se continuará la instalación de filtros en autobuses modelos 2006 y 2009 hasta llegar a un total de 540 autobuses, cuya vida útil se prolongará en cinco años, informó la Directora General de M1, Laura Itzel Castillo Juárez.
Desde abril del 2015, se realizan pruebas piloto en 22 unidades estratégicas del transporte público de la Ciudad de México como son: Servicio escolar, servicio Atenea, servicio Ordinario y Metrobús.
Con la instalación de los filtros se estima reducir las emisiones contaminantes hasta en ocho toneladas por año de partículas PM10; siete toneladas por año de partículas PM2.5;  951 de monóxido de carbono (CO) y 89 de óxido nitroso (NOX), las cuales fueron consideradas como agentes cancerígenos en el estado de California.