Los pedidos de Clase 8 en Norteamérica para febrero se mantuvieron bajos, por segundo mes consecutivo, en 16 mil 700 unidades, + 5% mes a mes, aunque bajaron 58% respecto del mismo periodo del año pasado. El bimestre enero-febrero de 2019 es el más bajo desde octubre-noviembre de 2016.

Varios OEM tienen reservas sólidas para 2019 con cupos de venta limitados abiertos durante el resto del año, por lo que es probable que los pedidos se mantengan en este rango deprimido hasta que se abran los tableros de pedidos de 2020, reportó FTR Transportation Intelligence.

Los pedidos de clase 8 en los últimos 12 meses han totalizado 429 mil unidades. La capacidad de transporte no está en el estado caótico que tenía en 2018, pero el negocio sigue siendo dinámico. “Se espera cierta moderación en el crecimiento de la carga en la segunda mitad del año y esto debería relajar un poco las cosas”, dijo Don Ake, vicepresidente de vehículos comerciales de FTR.

Añadió: “Las flotas que necesitan ordenar camiones buscan cualquier espacio de construcción abierto disponible, independientemente de la marca. Las especificaciones también son más difíciles ya que la cadena de suministro de piezas y componentes se mantiene firme. La producción continúa a tasas elevadas, a medida que los OEM construyen los pedidos récord que se colocaron en 2018”.