Para ser más competitiva en la distribución de alimentos que requieren bajas temperaturas, la empresa china Xiamen Boshan Food Co., el año pasado adquirió cuatro camiones Scania series PGR y cinco G450 6X2 de nueva generación, con el plan de sumar 10 nuevas unidades anualmente.

El negocio de Xiamen Boshan Food incluye alimentos congelados, productos acuáticos, almacenamiento de carne congelada, logística de la cadena de frío y comercio, por lo que el transporte garantiza la entrega oportuna, que es crucial para un negocio exitoso.

“El transporte de la cadena de frío tiene altas exigencias para el rendimiento y la estabilidad del equipo de la unidad. El uso de otras marcas o equipos de segunda mano puede resultar en altos índices de fallas y, por tanto, mayores costos de mantenimiento, lo que nos impediría satisfacer las necesidades de traslado de los clientes», dijo Mingyi Ke, gerente de almacén y logística de la compañía asiática.

Ahorros de combustible
Para la empresa, la ventaja primordial es la economía de combustible. Sus principales rutas son de Xiamen a Zhejiang, Shanghai, Jiangsu y Yungui; el trayecto más largo es de mil 250 kilómetros, con tiempos de hasta 15 horas.

Mingyi Ke explicó que un vehículo de origen chino tiene un consumo promedio de combustible de 40 litros por cada 100 kilómetros, es decir, 10 litros más que uno de Scania.

«El uso de equipos de amplia calidad para garantizar un transporte seguro y eficiente, ganará la confianza de los clientes y mantendrá mejores tarifas de transporte, a la par de formar una cadena de suministro saludable», finalizó el directivo.