Confianza en la inversión es necesaria para reactivación económica

por | 19 Ago 2020 | Camiones | 0 comentarios

En México, las consecuencias por la pandemia del COVID-19 son diferentes para cada industria, pero en general, para el crecimiento del país se requiere que el gobierno federal atraiga la inversión para generar desarrollo, y al mismo tiempo genere una política política industrial con carácter social.

Además, no sólo por la contingencia sanitaria, la confianza en el país ha sido mermada por las consultas públicas con dudosa representatividad, renegociación de contratos, y acuerdos anticonstitucionales.

En el Foro virtual “Entorno Económico en la Nueva Normalidad”, Gabriel Casillas Olvera, director general adjunto del área de análisis económico y relación con Inversionistas  de Grupo Financiero Banorte, explicó las variables y factores que afectan actualmente al país y dio su perspectiva de crecimiento, con base en estudios y proyecciones de la institución.

En este contexto, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), consideró que para mejorar las condiciones prevalecientes en el mercado laboral, eliminar la pobreza y alcanzar mayor equidad social, el crecimiento económico debe ser de 5% de manera sostenida por 20 años. 

Ante agremiados, socios y empresarios de Concamin y de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Casillas Olvera subrayó las vicisitudes económicas y financieras presentadas durante la pandemia, haciendo un análisis de la trayectoria en el aumento de contagios y niveles de mortandad por COVID-19: 

  • La movilidad se ha recuperado significativamente a pesar de que seguimos en semáforo rojo y naranja en el país. 
  • México tiene un impacto por la elección presidencial en Estados Unidos que será el 3 de noviembre próximo.
  • El tipo de cambio continuará presionado por el tema de la pandemia y la elección presidencial de EU. El dólar puede llegar arriba de 25 pesos a la fecha de las votaciones pero después bajará.
  • Impacto importante en el comercio internacional. Aunque exportaciones e importaciones son las más afectadas pero son las que primero se recuperan. 
  • Las ventas en las tiendas de ANTAD no han reportado números rojos y, aunque están siendo bajas, excepto en abril donde hubo compras de pánico. 
  • En el mercado laboral se inició la recuperación en junio.
  • Esta vez la recuperación será mucho menos vigorosa, en comparación a otras crisis. 
  • Unos 10 años se tardará en recuperar el nivel de actividad económica por el poco impulso a la inversión.
  • El clima de negocios en México no apoya la inversión.
  • IED quizá se llegue a 20 mil mdd en 2020

 

Al respecto, Enrique González Muñoz, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), consideró que la crisis que se vive en el país “la queremos capitalizar hacia una oportunidad” y que la industria afiliada en Concamin saldrá adelante unida y fortalecida.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, dijo que ante la caída de 18.9% que registra el PIB en segundo trimestre del año y que en el sector industrial fue negativo 26%, se reafirma la necesidad de contar con una política económica industrial integral de nueva generación que vaya más allá de ciclos políticos y económicos que permita acelerar el crecimiento del desarrollo. 

Recordó que Concamin ha insistido en una política industrial, transexenal, de la mano de una política social, la cual resumió en los siguientes puntos: 

1.- Tener un acuerdo nacional que permita conformar una agenda mínima para el desarrollo de México.

2.- Instrumentar política industrial integral que permita aprovechar las oportunidades de TMEC que genera al mismo tiempo y facilita la entrada en vigor a la cuarta revolución industrial.

3.- Para lograr lo anterior se requiere cambiar el paradigma de la obsesión por la estabilización a la obsesión por el desarrollo económico.

4.- Aumentar  la inversión productiva nacional  tanto pública como privada. La inversión extranjera seguirá siendo un complemento relevante, pero es evidente  que no puede sustituir a la nacional. especialmente en los cambios instrumentados en Estados Unidos.

5.- Compromiso social con base productiva. El alivio a la pobreza y el desequilibrio social que representa no puede ostentarse por medio del gasto público, la solución real solo puede obtenerse por el crecimiento económico y la creación de empleo.

6.- Compromiso con la mejora  regulatoria para aumentar la competitividad de México.

7.- Innovación, tecnología, productividad y logística son elementos olvidados en México que reducen el desarrollo económico. 

8.-  La apertura económica y productiva hacia la construcción de encadenamientos productivos e industrialización.

9.- La industria globalmente competitiva. El desarrollo económico y social del país se encuentran correlacionados en las capacidades productivas, en la creación y distribución de las riquezas a través de las empresas privadas y públicas. 

10.- Impulsar el financiamiento para el desarrollo y se debe recuperar el origen de la banca de desarrollo y aumentar el crédito que otorga la economía, por lo menos en un  equivalente al 8% del PIB, ello incrementará el crecimiento económico en  por lo menos un punto porcentual más. 

La implementación  de dichas medidas puede ser parte de un nuevo ciclo de crecimiento económico positivo y vigoroso capaz de propiciar mayor bienestar social para los mexicanos, finalizó. 

 

Tags: Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), Grupo Financiero Banorte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *