Volkswagen Caminhões e Ônibus tiene dos nuevas casas para atender a sus clientes en América Latina. En México inauguró la concesionaria Remasa, en Durango, mientras en Argentina abrió las puertas de Glazen, distribuidora ubicada en la provincia del Chaco.

Volkswagen Caminhões e Ônibus sigue enfocada en su plan de internacionalización para llevar la marca a más clientes y el alto estándar de productos y servicios.

La inauguración de Remasa, en Durango, con instalaciones de casi 18 mil metros cuadrados, 20 locales de mantenimiento y 32 profesionales calificados, el establecimiento está en una localización privilegiada, próxima al Océano Pacífico y es conexión entre el occidente y el norte del país. La empresa también representa a la marca MAN en las ventas y posventa.

«Estamos convencidos de que será un éxito en la región y referencia de calidad y servicios de posventa para nuestros clientes», afirmó Leandro Radomile, director general de la operación de Volkswagen Caminhões e Ônibus en México.

Mientras, VWCO Argentina eligió «la provincia de Chaco ya que tiene mucho potencial con el cultivo de algodón y soja, además de la creación de ganado y cultivo de especies forestales. La región llega a responder por el 6% del mercado total de camiones en Argentina», dijo Federico Ojanguren, gerente general de la División de Camiones y Autobuses de Volkswagen Argentina.

La nueva concesionaria ocupa un área de 5 mil metros cuadrados. Cuenta con un taller con capacidad para atender a seis camiones simultáneamente, lo que permite realizar mensualmente más de 140 intervenciones de posventa, principal negocio en el segmento de pesados para la marca en la región.