En los primeros nueve meses del año, Volkswagen Group continúa con un buen desempeño en un mercado mundial complicado; de enero a septiembre los ingresos han crecido 6.9% respecto del año pasado a 186.6 mil millones de euros con importante aportación de las marcas MAN y Scania.

En su reporte financiero del tercer trimestre, la compañía señala que las ventas globales de la división Volkswagen Vehículos Comerciales ascienden a 344 mil unidades en los primeros nueve meses del 2019. Las ventas superan en 2.1% las realizadas en el mismo periodo del año previo (337 mil), para llegar a 8 mil 800 millones de euros.

Los mayores costos fijos y de desarrollo de nuevos productos redujeron el beneficio operativo a 497 millones de euros, una disminución del 20.9 por ciento.

Mientras, la marca Scania ha incrementado la venta de unidades a 76 mil de enero a septiembre que arrojaron ingresos por 10 mil 400 millones de euros y beneficios operativos de 1 mil 200 millones de euros.

Además de las mayores ventas de vehículos y un negocio de repuestos y servicios genuinos más sólido, las mejoras en la combinación y los efectos del tipo de cambio tuvieron un impacto positivo en las ganancias.

Por su lado la marca MAN vendió 104 mil unidades en los primeros tres cuartos del año, con una mejora del 6.8% respecto del mismo periodo de 2018.

Los ingresos por ventas ascendieron a 9.2 millones de euros y el beneficio operativo mostró una mejora con respecto al año anterior con 297 millones de euros.

Volkswagen Financial Services mejoró un 6.2% a 2 mil millones de euros en los primeros nueve meses de 2019, impulsado por el crecimiento en los negocios y los efectos del tipo de cambio.

El reporte incluye la división de Vehículos de Pasajeros con ventas de 2.8 millones de unidades reforzadas con la aparición de los modelos T-Roc, Tiguan, Touareg, Atlas y T-Cross.

A pesar de la ganancia en participación de mercado, el Grupo Volkswagen anticipa que los mercados de vehículos se contraerán más rápido de lo que se había anticipado anteriormente en muchas regiones del mundo. En vista de esta situación, Volkswagen ahora espera que las entregas a los clientes en 2019 estén al nivel del año anterior.