Con la experiencia cosechada durante más de un siglo, Mack Trucks evoluciona para ofrecer al mercado mexicano los motores Mack Power 8 (MP8) con tecnología Euro V, certificados desde 2018 por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en la NOM-044-SEMARNAT-2017 que regula las emisiones contaminantes.

“En Mack estamos comprometidos en fabricar camiones preparados para las más duras condiciones del camino y los retos a largo plazo. Hemos sido pioneros en el desarrollo de trenes motrices propios que se han convertido en leyenda por su óptimo rendimiento y eficiencia de combustible”.

Los motores MP8 son los más ligeros del mercado, lo cual permite más carga sin sacrificar potencia y torque; su funcionamiento puede ajustarse a las necesidades que requieran los diversos negocios de los clientes para lograr la combinación correcta de potencia y alta eficiencia de combustible con el paquete de tren motriz integrado.

Estos motores son el resultado de la evolución que han tenido la investigación y desarrollo de la marca que realizó aportaciones de motores para autobuses y servicios marinos y, particularmente desde 1936, cuando Mack se convirtió en el primer fabricante de camiones en diseñar y construir sus propios motores a diesel de servicio pesado.

La historia de la famosa marca del bulldog dorado tuvo un punto de inflexión con la introducción del motor a diesel de inyección directa y cámara abierta Thermodyne, el cual estableció la tradición de liderazgo de Mack en el rendimiento y eficiencia de combustible.

Mack marcha a la vanguardia en tecnologías de seguridad y rendimiento de manera constante para resolver los retos que enfrentan nuestros clientes. Equipados en el aerodinámico Mack Anthem o en el poderoso Mack Granite, los MP8 son garantía de un rendimiento superior en servicios de carretera y vocacionales en combinación con la transmisión manual automatizada Mack mDRIVE y los ejes Mack.

Los camiones Mack con motores de tecnología Euro V ya marcan la diferencia en flotas de transporte de carga en Chile, desde 2012, cuando el país decidió saltar a este estándar de emisiones contaminantes desde Euro III.

La confiabilidad de estas fuentes de poder se complementa con una serie de servicios que la marca ofrece para mantener el mejor Uptime los vehículos, como GuardDog Connect, un sistema de telemática que detecta al instante fallas en motor y transmisión que se produzca en el camión e informa de inmediato de las reparaciones necesarias.

Con ese respaldo los transportistas aumentan el tiempo activo de los camiones y les permite establecer programas de mantenimiento preventivos, además de contar con una red de apoyo personalizado y talleres a través de Mack ASIST, la herramienta para manejar los costos, reducir el tiempo de inactividad y maximizar el rendimiento para cada camión que opera.

Los rendimientos de un vehículo Mack son sostenibles con la capacitación para la red de distribuidores y clientes que se imparte en el centro de capacitación denominado Volvo Group Learning Center ubicado en la ciudad de Toluca. Mack ha sido pionero en el desarrollo de tren motriz, pero hoy ha evolucionado con toda la experiencia, sus productos renovados y el motor te darán la mejor herramienta de trabajo para generar más.