ZUMPANGO, Edomex.- La versatilidad de los vehículos que Daimler ofrece en México es la principal ventaja que ofrece para cubrir las necesidades del sector público que, como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Fuerza Aérea Mexicana, requieren automotores para aplicaciones especializadas como para dar soporte logístico en bases militares y operaciones aéreas, y otras diversas como el transporte de personal, de carga y combustibles.

Actualmente, la Sedena cuenta con alrededor de 18 mil vehículos de varios tipos para sus operaciones, de los cuales cerca de 2 mil son de las marcas de Daimler: Freightliner y Mercedes-Benz.

En la Feria Aeroespacial México (FAMEX), organizada por dicha dependencia, Claudio de la Peña, director de ventas y mercadotecnia de Daimler Vehículos Comerciales México (DVCM), comentó que desde que Freightliner llegó al país han tenido una importante relación comercial con las fuerzas armadas y que han brindado una oferta competitiva, tanto en la parte técnica, de capacitación, como de soporte postventa para este sector.

En su conferencia ofrecida en un auditorio móvil dentro del evento, realizado en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, dijo que los vehículos que requieren las fuerzas armadas son técnicamente demandantes y para aplicaciones complejas, requerimientos a los que responden las unidades Freightliner y Mercedes-Benz.

En la FAMEX exponen 630 empresas del ámbito aeronáutico civil, militar, de seguridad y defensa de 39 países, cuyo objeto es reunir a los líderes de estos sectores, con el fin de favorecer el intercambio comercial e impulsar el crecimiento de la industria aeroespacial nacional en la región.

Ahí, en la explanada junto al Pabellón A, las marcas de Daimler mostraron sus vehículos: el Nuevo Cascadia, el M2 de Freightliner y dos unidades Sprinter -una en aplicación de vehículo de emergencia-, Unimog U400, y un autobús foráneo MP120 de Mercedes-Benz.