Pide ANPACT definir NOM 044 e impulsar transición gradual

por | 11 Ene 2017 | Camiones | 0 comentarios

Miguel Elizalde, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), consideró que el alza en los precios de los combustibles afectará más a los propietarios de vehículos antiguos ya que gastan más energéticos, mientras las unidades modernas tienen tecnología que hace eficiente el uso del diesel y aumentan su rendimiento.
Ahora México tiene la oportunidad de definir incentivos para renovar la flota vehicular de transporte de pasajeros y de carga a fin de cumplir con la evolución tecnológica que busca tener unidades más limpias. «Esperamos que ya se publique la Norma 044 porque necesitamos certeza como fabricantes para la transición tecnológica, que debe ser de manera gradual y que no se haga como el gasolinazo».
Elizalde Lizárraga explicó en el Foro sobre el impacto del incremento en los precios del combustible, organizado por la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), que este es el primer «dieselazo» y en los siguientes meses se producirá la liberación gradual de manera regional, o sea van a seguir aumentando los precios, lo cual impactará a los transportistas y más a quienes tienen la flota más antigua.
De acuerdo con una proyección de Citibank que hizo en diciembre de 2016, se plantea que a finales de 2017 se estima que el diesel costará 17.92 pesos por litro, citó.  
El Presidente Ejecutivo de ANPACT recordó que todo el diesel que se distribuya en el país a partir del 1 de enero de 2019 tiene que ser de ultra bajo azufre, por lo cual la ANPACT apuesta más a la compra de vehículos nuevos para lograr el máximo rendimiento de las tecnologías futuras.  Elizalde subrayó también que en vez de impulsar la conversión de vehículos (de diesel) a gas natural como promueve Semarnat, siempre será mejor la compra de un vehículo original de cualquier combustible.
También, precisó el directivo, es importante que el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), diversifique sus apoyos e incluya la adquisición de unidades; que se intensifique el financiamiento con impacto real de la Banca de Desarrollo; que se mejoren las condiciones del programa de chatarrización y se elimine el tope de 3,000 unidades. Además de incentivos fiscales para la adquisición de tecnologías amigables al medio ambiente: diesel, híbridos, a gas natural y eléctricos.
En el Foro, Fausto Hernández Trillo, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), opinó que el alza a los precios de los combustibles debió realizarse desde 2013 y la forma era incorporar el alza como parte de una reforma fiscal para que las personas lo percibieran como un beneficio social.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *