Ante el deterioro en el empleo, el ingreso y el endeudamiento, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) ajustó sus expectativas de ventas al bajar de 1.33 a 1.30 millones de unidades para el cierre de 2019.

Con este ajuste, se prevé la colocación de alrededor de 31 mil vehículos nuevos menos, respecto a lo planeado a inicios de año, adelantó Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la AMDA.

Durante el reporte de ventas del mes de agosto, explicó que en este mes y el acumulado de 2019 se esperó una venta por 112 mil 250 y 863 mil 338 unidades, respectivamente.

No obstante, únicamente fueron comercializados 107 mil 651 en agosto; y 851 mil 947 automotores en el periodo enero-agosto, es decir 4 mil 599 y 11 mil 391 menos en cada lapso referido.

“Atendiendo las cifras al mes de agosto, el comportamiento en piso de venta y los diferentes indicadores, es que anticipamos que al cierre del 2019 el mercado se ubicará cercano a las 1.3 millones de unidades”, dijo.

El directivo enfatizó que que con este octavo mes del año, se han ligado 27 meses de resultados negativos y se espera que esta tendencia continúe negativa.

“Bajo el análisis de la organización de distribuidores, siguen deteriorándose el empleo, el ingreso y las expectativas”. Ante ello, dijo que las autorizaciones crediticias también van a la baja, afectando al principal motor del mercado de vehículos.

En este rubro, expuso que al mes de julio de 2019 se registraron 444 mil 572 colocaciones de vehículos nuevos a crédito, lo que representó una disminución de 10.4% comparado con 2018, lo que equivale a 51 mil 347 unidades menos.

Para el próximo mes de septiembre, Rosales anticipó que la comercialización de vehículos cero kilómetros rebase los 104 mil.