Durante el periodo de enero a octubre de 2017, fueron 599,384 vehículos nuevos los que se vendieron a través de las financieras de cada una de las marcas automotrices, posicionándose con un 71.2% de participación ante las tres opciones crediticias del país.
 
Por su parte, los bancos obtuvieron 24.8% con 208,417 unidades, mientras que el autofinanciamiento alcanzó 4.1% del mercado con 34,270 autos entregados.
 
Durante la conferencia mensual de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate, director adjunto del organismo, informó que durante este lapso se entregaron 842,071 unidades nuevas por medio de créditos, lo que representa un avance del 0.8%, respecto los resultados logrados el año pasado. 
 
De acuerdo al reporte de la asociación, se destacó que la importación de autos usados de Estados Unidos y Canadá a México bajó 21.5%, es decir 100,317 de este tipo, 27,545 menos en comparación a enero-octubre de 2016.
 
Sobre la venta al menudeo de vehículos nuevos entre enero y noviembre de este año, Rosales Zárate señaló que se presentó descenso de 2.8% con un millón 371,600 unidades.
 
Por segmentos, usos múltiples creció 7.8% con 308,430 vehículos; en contraste, deportivos cayó 14.5% con 9, 272 automotores; subcompactos bajó 6.5% con 500,179; lujo se redujo 4.8% con 68,254; compactos se contrajo 4.4% con 306,965: camiones ligeros se deslizó 4.4% con 176,979 y camiones pesados descendió 2.9% con 1,521 unidades.
 
En diciembre de 2017, el directivo de la AMDA comentó que auguran comercializar entre 162,558 y 171,919 unidades nuevas, ajustados a sus pronósticos bajo y básico, respectivamente.