Tres organizaciones de la sociedad civil forman la primera generación de Conduciendo Un México Mejor, programa de responsabilidad social de Toyota Motor Sales de México, quienes recibieron de manos de Tom Sullivan, presidente de la armadora, el apoyo económico y dos vanes Hiace y una pick-up Hilux para desarrollar proyectos en los próximos dos años sobre seguridad vial, medio ambiente y educación.
 
La primera en recibir el cheque simbólico fue la Cruz Roja Mexicana, delegación Chiapas, cuyo representante Francisco Javier Alvarado, explicó el programa que van a realizar con los 700,000  pesos que recibirán por parte de Toyota, con el fin de incrementar la seguridad vial. Este organismo tendrá una Hiace para le ayudará en sus traslados.
 
Cristina Martínez, de Sociedad Sostenible (SOSAC) recibió una Hilux y la misma cantidad de apoyo para un plan sobre medio ambiente  que contempla reciclar y confinar residuos.
 
Por último, Fundación de Apoyo Infantil, Save de Children, tendrá dichos recursos económicos y una Hiace para apoyar a niños de Quintana Roo, dijo Jamnia Elim Monroy Villamil, coordinadora de programas y proyectos de la organización.
 
Ernesto Solana, presidente de responsabilidad social de los distribuidores de Toyota México, comentó que los tres premiados fueron seleccionados de un total de 79, con el aval de la Fundación Merced, que preside Gabriela Orozco.
 
Los proyectos serán supervisados por la compañía automotriz para asegurarse de que sean sustentables a largo plazo después de esos dos años de apoyo y cumplan con las expectativas en los tres pilares del programa Conduciendo Un México Mejor: seguridad vial, medio ambiente y educación.