HANNOVER, Alemania.- Con su gama iTyre, el fabricante de llantas premium presenta una solución aún más amigable para habilitar el monitoreo digital de las llantas, que consiste en instalar de fábricax los sensores ContiPressureCheck, que miden la presión y la temperatura.
En 2013 fue lanzado dicho sistema de monitoreo de presión de los neumáticos, con lo cual Continental preparó el camino para las llantas inteligentes.
Los sensores preinstalados no sólo ahorran a los operadores valioso tiempo de instalación, sino también costos de montaje. Una ventaja adicional es que le permite a Continental asegurarse que queden instalados y colocados correctamente en las llantas. Los datos medidos dentro de las llantas son registrados continuamente y se le muestran al conductor en una pantalla. Si la presión de las llantas varía respecto a un valor predeterminado, el sistema inmediatamente alerta al conductor. Esto permite tomar de inmediato las medidas necesarias para corregir el problema y restablecer la presión normal.
El sistema ContiPressureCheck es compatible con varios sistemas de telemática, lo que significa que los datos de presión y temperatura de las llantas pueden mostrarse en una pantalla integrada y transmitirse a dispositivos externos. Para las flotillas, esto se traduce en transparencia instantánea y permite administrar mejor las llantas.
También contribuye a abatir el consumo de combustible y el desgaste de las llantas y, por consiguiente, aumenta el kilometraje. Al multiplicar la eficiencia y prolongar la vida de las llantas, se reducen los costos de operación. ContiPressureCheck contribuye a la sustentabilidad, ya que reduce las emisiones de CO2 y, al mismo tiempo, también mejora la seguridad para todos los usuarios del camino.
Cada vez son más los productos que forman parte del portafolios iTyre. Los sensores ContiPressureCheck también se pueden adquirir por separado para ser instalados por el cliente.