Con una inversión de 290 millones de euros, el fabricante de neumáticos construirá una planta en su complejo de Hungría, como parte de la estrategia a largo plazo de la compañía para satisfacer la demanda de equipo original y de repuesto para camiones y autobuses.
 
Los trabajos de expansión iniciarán en la primera mitad de 2018, mientras que la operación arrancará en aproximadamente dos años. Con esta nueva infraestructura, Hankook logrará una capacidad de producción anual de más de 550,000 llantas y generará 150 puestos de trabajo en la región.
 
En los últimos 10 años la compañía ha reforzado su posición dentro del segmento de vehículos pesados. Actualmente es proveedor de equipo original de Mercedes-Benz, MAN y Scania, así como de Schmitz Cargobull, el mayor fabricante de remolques en Europa.