Con la puesta en marcha de las nuevas disposiciones de la Ley de Ingresos de la Federación 2019 (LIF), el arrendamiento se perfila como la opción más viable para las empresas de transporte que buscan crecer sus negocios, al reducir los impactos en el flujo de efectivo. Ante ese potencial, TIP México prevé aumentar el leasing de camiones y remolques en cerca de 25% al cierre del año.

De acuerdo con Mauricio Medina, director comercial de la empresa de arrendamiento,  la flota de TIP crecerá con la adquisición mil 200 remolques, y con un 25% más de  tractocamiones; actualmente, la compañía suma alrededor de 15 mil 500 vehículos, entre camiones, camionetas, motocicletas y automóviles.

Lo anterior, derivado de que más  empresas de transporte comiencen a mirar las ventajas del leasing y  los beneficios fiscales y financieros que trae, ya que el periodo de la recuperación del IVA es menor y, por tanto, hay un menor impacto en el flujo de efectivo.

En este aspecto, César Jacintos, especialista fiscal de TIP México, explicó que las  modificaciones hechas en esta nueva ley han generado en las empresas de diversos sectores gran preocupación, ya que prevén un impacto negativo en su flujo de efectivo, debido, principalmente, a la eliminación de la compensación universal de impuestos, cuyo esquema anterior brindaba la posibilidad de disminuir un adeudo por concepto de un impuesto federal, a cuenta del saldo a favor que se tuviera en otro. Ahora, la compensación universal sólo procede contra el mismo impuesto, especialmente para el caso del IVA.

De ahí que la renta de equipos de transporte, tanto camiones como remolques, resulte una  oportunidad, ya que al utilizar el esquema de leasing, la generación del IVA por recuperar es menor, pues será mes con mes y no por el total, lo cual no impactará severamente el flujo de efectivo y, por tanto,  las empresas no tendrán tanto dinero detenido en el proceso de devolución fiscal.

La clave: flujo de efectivo

Para TIP México, el nombre del juego en el arrendamiento se llama flujo de efectivo, ya que esto es lo que da agilidad a la empresa, de manera que es algo en lo que se debe poner mucha atención.

Entre los beneficios fiscales del leasing, TIP México señala que en cada mensualidad se deduce el IVA, el interés del IVA, el ISR y el interés del ISR a lo largo del contrato.

“El arrendamiento vehicular es una herramienta muy versátil, se ajusta a las necesidades de cada empresa, por lo que su aplicación en la estrategia fiscal y financiera en este año es imprescindible”, aseguró Mauricio Medina.