Interrupciones en la cadena de suministro afectan comercio  

por | 17 Jun 2020 | Proveedores | 0 comentarios

En un análisis de la empresa Solistica sobre “Importaciones y exportaciones en tiempos de COVID-19” se advierte que, aunque en un inicio se esperaba que los impactos de la pandemia en las cadenas de suministro se limitaran al corto plazo, ya se sabe que la caída prolongada de la actividad económica generará problemas de suministro más graves a mediano y largo plazo, dentro y fuera de Asia.

Aún no es posible determinar por completo el impacto de esta contingencia sanitaria en la economía global ni en el comercio internacional.

Estas interrupciones en las cadenas de suministro ya se han originado en frentes ajenos a los campos de salud y medicina, y se estima que continuarán a medida que los efectos de la pandemia se sientan en más países, opina la compañía integradora de soluciones logísticas 3PL de Latinoamérica.

En el documento identifica cuatro efectos económicos derivados de la incertidumbre, volatilidad y salida de capitales y que se han intensificado con la pandemia por el coronavirus:

1.- Caída bursátil.

2.- Depreciación de monedas.

3.- Contracción del precio del petróleo.

4.- Pérdida del valor del oro.

El debilitamiento en el comercio internacional se ha producido principalmente por estos factores: Comercio reducido entre los exportadores y los importadores; caída en la actividad económica, lo que reduce la demanda de bienes en general; problemas en la cadena de suministro que va de productores intermedios a productores terminados.  

Solistica cita a Fabrizio Opperti y Mauricio Mesquita Moreira, del Banco Interamericano de Desarrollo, quien enlista algunas iniciativas económicas para enfrentar los problemas comerciales que ha dejado el coronavirus:

-Seguir apoyando el libre comercio, pues consideran que sería un retroceso que los gobiernos culparan a la globalización por la crisis actual.

-Incrementar la coordinación y la integración de países para continuar con inversión extranjera.

-Reducir restricciones a las exportaciones de equipos e insumos médicos y medicamentos (algo que se ha dado principalmente en Europa y Asia) ya que, aunque esto aumenta la oferta local a corto plazo, crea incertidumbre a mediano y largo plazo.

-Eliminar aranceles y barreras no arancelarias a equipos, suministros y desinfectantes, lo que ayudaría a reducir los costos de estos productos fundamentales.

-Impulsar acuerdos comerciales regionales y multilaterales para facilitar la coordinación de las medidas de prevención y mitigación de pandemias.

-Simplificar los procedimientos para el despacho de mercancías críticas.

-Desincentivar la alta protección del sector agrícola para evitar un choque en las cadenas de suministro de alimentos nacionales.

-Trabajar con agencias de exportación para identificar oportunidades y crear vínculos comerciales.

El caso de México y Latinoamérica 

De acuerdo con Solistica, la pandemia ha afectado a la mayoría de las industrias del país, especialmente a la automotriz, electrónica, aeronáutica, de electrodomésticos y de acero, pues requieren importar bienes intermedios para transformarlos o ensamblarlos y exportar productos terminados.

A pesar de que se difundió la noticia de que los puertos de Manzanillo y del Pacífico estaban cerrando, la realidad es que de momento ninguna aduana marítima mexicana está clausurando sus puertos a las importaciones del continente asiático. Lo que sí es es un hecho es que las operaciones logísticas se han complicado y presentan demoras. 

Por ello, la compañía recomienda no depender de una única ruta para importar las mercancías ya que los envíos de contenedores por barco son los más afectados.

Por otro lado, México prohibió los viajes internacionales no esenciales (comerciales) hacia Estados Unidos y viceversa. Aunque esta restricción no está destinada a afectar el comercio de bienes, se cree que sí tendrá un efecto de amortiguación directa en los viajes y en las exportaciones de servicios profesionales, así como un efecto secundario en el envío de productos, porque los aviones de pasajeros transportan rutinariamente grandes cantidades de carga.  

Añade Solistica que la pandemia tiene el potencial de causar fuertes daños en el comercio internacional, por lo que es necesario que los gobiernos tomen medidas adecuadas para reducir el impacto en sus economía y en sus sociedades.  

“Diferentes instituciones han recomendado a las compañías tomar el control de su transportación a través de operadores logísticos con el fin de evitar dejarle esa responsabilidad a los proveedores y poder determinar mejores rutas. En Solistica conocemos a profundidad los problemas económicos y políticos que han derivado de la pandemia, por lo que podemos atender temas de comercio internacional y legales a los que se están enfrentando las empresas actualmente”.

 

Tags: exportaciones, importaciones, Latinoamérica, México, Solistica

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *