Durante la cena inaugural de la XIV edición del Congreso Internacional de la Industria Automotriz en México (CIIAM), Oscar Albín, Presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), destacó que Mazda, la marca invitada al Congreso -con 10 años de presencia en México-, inició hace dos años  su plan de operación de manufactura en su planta de Salamanca, Guanajuato, con una capacidad de producción instalada de 250,000 unidades al año. Compra 1.5 billones de dólares anuales a 160 proveedores de autopartes establecidos en México, cifra que no es menor para la cadena nacional de proveeduría.
Por su parte, Miguel Barbeyto, Director General de Mazda de México Sales and Commercial Operations, resaltó que con una fuerza de ventas de 67 personas y una red de distribuidores conformada por 54 dealers, lograron colocar 57,400 vehículos el año pasado. Gracias  a que tienen los mejores productos que la marca había ofrecido en los últimos 96 años, ya que cuentan con una dirección precisa, una suspensión deportiva, un desempeño único, y su tecnología distintiva SkyActiv, diseñada para quienes disfrutan la experiencia de manejar.
Con estos números, «Realmente somos la joya de la corona en Mazda Corporation Japón, el volumen de ventas de la compañía en el mundo del año pasado, fue de un millón 534 mil unidades, el objetivo que tenía Mazda Corporation era un millón 501 mil unidades, es decir cerró el año fiscal  de 2015, con 33 mil unidades arriba del objetivo, de las cuales 10 mil fueron comercializadas por Mazda México, entonces la contribución de la marca en este bello este país, abonó al éxito que el corporativo registra», agregó Barbeyto.
La marca nipona estima que en este 2016, y con el ingreso de nuevos competidores, el mercado nacional está creciendo 13.4%, en tanto que Mazda crece 12.2%, con el que alcanza una participación de mercado de 4%, mediante la implementación de una estrategia de negocio denominada 7P, que implican el mejor: producto, precio,  promoción, publicidad, postventa,  procesos y personal. México actualmente representa el séptimo mercado de importancia para Mazda Corporation.
«Queremos ser la marca alternativa a las marcas Premium en el mercado mexicano, a través de una oferta de producto, de una experiencia única hacia nuestros clientes, con precios y servicios muy competitivos», concluyó Barbeyto.